942 235507

942 235507

Noticias

Un Metro Literario

¡Hola, familias!

Como sabéis la semana previa a las vacaciones hemos disfrutado de una Feria de las Letras muy interesante. Si habéis seguido nuestros instagram sabréis que hemos tenido una charla nada menos que con la escritora María Oruña.

Pero no solo en la Feria de las Letras hemos trabajado la importancia de la lectura y fomentado el interés de nuestros alumnos por la literatura. Desde la asignatura de Taller de Lengua llevamos todo el curso adentrándonos en el maravilloso mundo de la literatura, en un proyecto que os contamos aquí: El metro literario.

Todo lo que aprendemos tiene un porqué. Y es importante trasladar las situaciones del día a día al aula. Por ello, la comunicación y la literatura se dan la mano (¡en sentido metafórico, claro!) para este trabajo.

¿Y qué hemos hecho? Los alumnos de 2º de la ESO han aprendido a dar indicaciones sobre un mapa del metro de Madrid. ¡OJO! No todo es tan fácil como parece. Cada grupo tenía que crear un texto instructivo atendiendo a las características de este texto en concreto (el uso de imperativos, la segunda persona, las perífrasis de obligación, etc.).

Te estarás preguntando qué tiene que ver todo esto con la literatura. Pues bien, cada parada de metro recibe el nombre del título de un libro o un escritor de renombre. Las profesoras, Mariví y Ángela, han indicado a cada grupo un origen y un destino diferente para ampliar nuestro campo de visión literario. Así, hemos aprendido a movernos por la capital de una manera atípica. Hemos cogido la línea 8 de “Rayuela” para pasar por “Cien años de soledad” y llegar hasta “La casa de los espíritus”. O nos hemos subido en la parada de “Orgullo y prejuicio” y nos hemos bajado en “El Quijote” donde se podía hacer trasbordo hasta “La Celestina”.

Pero no nos hemos quedado ahí. Hemos investigado individualmente sobre las obras. Las profesoras han ido guiando la búsqueda de información para orientar a los alumnos hacia curiosidades y datos importantes de los libros. Posteriormente, lo hemos expuesto oralmente para nuestros compañeros. Y hemos tenido que responder a una serie de preguntas sobre dichas exposiciones. Esto ha favorecido la atención y la implicación en el resto de exposiciones así como una mayor facilidad de retención de la información.

¿Y qué hemos descubierto? Datos tan curiosos como que Cervantes escribió “El Quijote” en la cárcel o que se le conoce como “el manco de Lepanto” pero, en realidad, no lo era. ¿Y sabías que Cortázar escribió “Rayuela” de tal forma que podrías leerlo combinando los capítulos entre sí? ¡Ah!… y que muchos de estos libros se han colado en la pantalla como “Cien años de soledad” en “Encanto” o “La casa de Bernarda Alba” en “Paquita Salas”.

Como dijo Cervantes: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. ¡A LEER!

¡Hasta la próxima noticia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *